Publicado el

Porters y stouts belgas

Stouts Porters

Las Porter y las Stout son cervezas muy oscuras, casi negras, con una corona de espuma espesa, cremosa y de color blanco o beige. Los aromas de café, chocolate amargo y malta tostada son los más dominantes. En boca suelen ser secas, cremosas y sutilmente amargas. 

Son estilos originarios de Londres y concretamente las Porter constituyeron el estilo predominante a los inicios de la Revolución Industrial en el Reino Unido. Todo parece indicar que la primera elaboración de Porter tuvo lugar en la cervecería Bell, en Shoreditch, Londres, en 1722, se la denominaba Entire (completa) y tuvo mucho éxito entre los porteadores. Inicialmente el término dominante era el de Porter pero posteriormente las más robustas pasaron a llamarse Stout y fueron consideradas un estilo propio. 

Actualmente si una cervecería utiliza ambas denominaciones para designar cervezas diferentes, la Porter es siempre la más ligera de cuerpo, lo que no quiere decir que su graduación alcohólica sea inferior. 

En Bélgica durante el periodo comprendido entre las dos guerras mundiales la gran mayoría de las cervecerías contaban en su gama con una Stout pero posteriormente este estilo desapareció por completo del país 

Progresivamente y de forma muy tímida han regresado a la escena belga y entre ellas destacamos la Monk’s Stout de la Brasserie Dupont, l’Hercule Stout, autoproclamada “Belgian Stout” (estilo no reconocido internacionalmente) de la Brasserie des Légendes, l’Smoked Porter de Viven, la Tournay Noire de Cazeau, l’Extra Export Stout de De Dolle Brouwers o l’Smoked Vainilla Stout «Charbon» de De Dochter van de Korenaar. También podemos destacar versiones más intensas como la Imperial Stout de The Musketeers o la Black Albert de De Struise, considerada una Belgian Royal Stout.